INSTALACIONES DE PISCINAS

INSTALACIONES DE  PISCINAS

Las instalaciones de piscinas, en el proyecto figurará, no sólo los elementos puramente constructivos y aquellos que se refieran al acabado de la obra, sino también aquellos otros de los servicios auxiliares, principalmente el equipo de depuración del agua, con su esquema de circulación, la situación de los proyectores subacuáticos, cuando se proyecte iluminar la piscina.

instalaciónes de piscinas

Al proyectar una piscina se debe diseñar una correcta instalación, para el tratamiento físico, que ofrezca una buena depuración, algo definitivo para combatir los problemas de la piscina. La suciedad y la descomposición bacteriológica. debe tenerse en cuenta que el agua recibe de los usuarios y del entorno, aire e infinidad de materia productora de contaminación y turbiedad. El tratamiento del agua tiene como finalidad reducir el potencial de riesgo sanitario derivado del uso y disfrute de las piscinas. Los objetivos que con él se pretenden,  se concretan en:

  • Mantener la transparencia del agua para asegurar la seguridad de los bañistas. Evacuar rápidamente las partículas flotantes en el agua a través de los rebosaderos.
  • Eliminar las impurezas y partículas contenidas en el interior de la masa del vaso mediante una filtración de alta calidad.
  • Destruir los microorganismos a medida que llegan al vaso, el agua debe estar desinfectada y ser desinfectante.
  • Limitar el carácter irritante del agua.
  • Mantener una temperatura de baño agradable.
  • Evitar el desarrollo de algas en el agua y muros del vaso de la piscina.
  • Evitar la corrosión y atascado de las conducciones y distintas partes de los equipos.

El tratamiento del agua comprende un conjunto de operaciones, a realizar de forma continua y simultanea, que se agrupan en cuatro bloques.

  • Circulación – renovación del agua
  • Filtración.
  • Desinfección.
  • Regulación.

En las piscinas públicas o de uso colectivo las condiciones del tratamiento del agua, las operaciones que deben realizarse, así como los niveles de calidad del agua resultante está regulada en los reglamentos publicados por cada una de las comunidades autónomas.

EL AGUA DE LAS PISCINAS

El agua que abastece la piscina debe proceder, preferentemente de una fuente de distribución pública y presentar las características de agua sanitariamente permisible, de acuerdo con la legislación vigente. En caso contrario, se necesitará la autorización sanitaria correspondiente. En aguas minerales, termales o especiales para terapia, se atenderá a lo dispuesto por la autoridad sanitaria correspondiente. El contenido de las sales del agua de mar no ofrece riesgo alguno.

En las piscinas que se abastecen del agua del mar debemos indicar que su tratamiento es igual a la del agua dulce, pero deben tomarse precauciones de orden tecnológico para proteger los equipos contra la corrosión. Habrá que prever si, igualmente, una renovación parcial del agua con agua dulce, con el fin de evitar el incremento progresivo de la concentración de sal. La cloración de este tipo de agua solamente se logra con compuestos ácidos o cloro - gas elemental. Cualquier decoración con hipoclorito produce probablemente precipitación de sales disueltas.

CIRCULACIÓN DEL AGUA DE LA PISCINA

En las instalaciónes de piscinas, la instalación de tratamiento del agua debe constar de un sistema de extracción y de retorno a la piscina, es indispensable realizar una recirculación del agua. Se diseñará de forma que no se deje masas de agua aisladas sin depurar, aunque la difusión natural alivia en parte este problema.

Es necesario aportar diariamente agua nueva para compensar la pérdida de agua y para reducir la concentración en el agua de compuestos orgánicos y amoniacales o minerales.

En este sentido, es de destacar que la mayor concentración de elementos contaminantes de todo tipo polvo, suciedad, grasas, bacterias, etc. se produce en la capa superficial del agua, por este motivo es importante la extracción del agua superficial.

El agua de la piscina deberá de ser renovada por recirculación, previa filtración y desinfección de ésta, durante las 24 horas del día, para que en todo momento el agua se encuentre en las condiciones sanitarias apropiadas.

En las piscinas públicas deberá haber una aportación de agua nueva, las normativas regulan que esta será diariamente el 5% de volumen del agua del vaso, de todas formas creemos que debería de ser en función del aforo, de acuerdo con la siguiente fórmula.

La renovación será de 30lts. X bañista x día.

El número de boquillas dependerá del caudal de recirculación, del diseño de las boquillas y del film superficial de la piscina y en cuanto a su distribución debe favorecer la circulación del agua, se colocarán en el vaso de modo que:

  • No quede ninguna zona muerta, en particular en los ángulos y cerca de las escaleras.
  • Se visten los depósitos.
  • La polución se elimina rápidamente.
  • Se asegure una difusión rápida y homogénea de desinfectante.
  • El circuito de agua comprende:
  • Recogida del Fin superficial por los rebosaderos o skimmers, y la aspiración de fondo.
  • Paso de agua al vaso de compensación en los casos que se utilice los rebosaderos.
  • Prefiltración.
  • Bombero.
  • Filtración-coagulacion.
  • Calentamiento en las piscinas cubiertas.
  • Inyección de desinfectante.
  • Retorno del agua tratada al vaso a través de las bocas de impulsión.

Con el fin de compensar la pérdida de tiempo de carga que supone el paso del agua por las instalaciones, existirá un equipo de bombeo que cumpla esta función, capaz además, de invertir, en su caso y con el juego adecuado de válvulas, la circulación en los filtros y así proceder a su limpieza.

Ello hace necesario extraer el agua atrás por la superficie principalmente, mediante rebosadero skimmer

SKIMMERS

El nombre apropiado, en función de la misión que tiene asignada, debe ser el de aspirador laminar de superficie. Se trata de un aparato que asegura la limpieza automática y permanente de las superficies del agua, sustituyendo al rebosadero.

En esencia, el aparato consiste en una arqueta metálica que se sitúa fuera del vaso de la piscina, colocada en la parte superior de una de sus paredes, con preferencia en el lugar que corresponda a la mayor profundidad.

El skimmer consta de un cuerpo cilíndrico y de otro rectangular y es el que debe empotrarse en la pared de la piscina, y en cuyo frente de este último hay una abertura para la toma de agua en superficie, que debe ponerse en contacto con el nivel de la piscina.

La velocidad de aspiración en las tuberías no sobrepasará los 1,5 m. /seg.  En la reja de protección de los desagües la velocidad de aspiración no sobrepasará los 0,5 m./seg..

Se instalará un skimmer por cada 25 m2 o fracción de lámina de agua y la proporción de agua recirculada será de un mínimo del 75% procedente de los skimmers y un máximo del 25% procedente del fondo.

REBOSADERO

En las instalaciónes de piscinas, sirve para desaguar la película superficial del agua, tiene la misión de recoger la totalidad del agua de recirculación, mantener siempre el máximo nivel de agua, liberar de impurezas la superficie y servir a la vez de asidero a los usuarios.

Hay que considerarlo como una parte integrante en la piscina y no hay ninguna especificación legal, en cuanto a su forma y su diseño debe respetar las técnicas hidráulicas.

Se trata de construir un canal perimetral de forma que se produzca el desbordamiento del film superficial de una forma homogénea.

Al conectar la recirculación y también a causa del oleaje producido por los bañistas, el agua se elevan sobre el labio y se vierte. Es importante tener en cuenta que el agua ha de caer en el interior del canal, nunca inundarlo. Por tanto, el rebosadero debe calcularse para aportar el agua vertida, con arreglo a las siguientes condiciones.

  • Volumen de agua desplazada por los bañistas 0,075 m3 por persona.
  • Oleaje.
  • Caudal total de recuperación.

El rebosadero tradicional, es un rebosadero perimetral, que va empotrado en la pared del vaso de la piscina y el rebosadero de tipo desbordante, donde la canalización de desagüe se realiza en la superficie de la playa, de forma que el film superficial del vaso es una continuidad de la superficie de los andenes, en este caso es preciso dotarlo de una rejilla resistente para que pueda ser usada por los bañistas.

VASO DE COMPENSACION

En las piscinas con rebosadero se precisa un acumulador de agua, conocido por depósito regulador o vaso de compensación, que recoja y almacene el agua procedente de los rebosaderos y de los limpia fondos. Su inclusión de la arqueta de compensación en el circuito General de Circulación y tratamiento, viene obligado por el carácter desbordante de la piscina, como órgano colector de aguas y para compensar el sobrecaudal de agua que se producen con la entrada de bañistas en la piscina.

Las actuales normativas exigen una determinada aportación diaria de agua nueva a la piscina, aprovechando esta obligatoriedad es recomendable instalar en la arqueta de compensación la aportación de agua nueva, mediante una tubería dotada de una válvula de flotador para que el agua entre de una forma automática.

Servirá para alimentar los tubos de aspiración de las bombas. Su capacidad deberá prever el volumen para lavado de los filtros y el desplazado por los bañistas. A título orientativo, su capacidad puede ser, aproximadamente del 10% del volumen de la piscina.

El vaso de compensación, las canaletas desbordantes y el sistema de conducción tienen que formar un circuito cerrado y armonizado.

Las características constructivas del vaso de compensación serán las siguientes:

  • recubrimiento no poroso.
  • Material resistente a ácidos y alcalinos, para garantizar su limpieza
  • pendientes y desagües que garanticen el vaciado total.
  • Aspiración de bomba a filtro a una altura menor o igual de 20 m, del fondo.
  • De fácil acceso.
  • Con ventilación.
  • En las piscinas privadas, unifamiliares, se pueden utilizar skimmers o rebosaderos.
  • En cuanto a las piscinas públicas debemos informar que en las diferentes normativas vigentes en España existe una cierta controversia sobre el criterio para exigir rebosaderos o permitir skimmers u otros sistemas en las piscinas ya construidas antes de entrar en vigor la normativa. Existe una unificación de criterios que en las piscinas de nueva construcción el sistema elegido es el rebosadero, excepto Cantabria que permite además los bloques de filtración por depresión autónomos.

TIPOS DE RECIRCULACION

En las instalaciónes de piscinas, existen tres tipos de recirculación en función de cual sea la disposición de los elementos que aporten agua tratada y evacuen la contaminada.

  • INVERSA: el agua tratada es impulsada el vaso a través de los difusores del fondo, que lo impulsa en forma de abanico hacia los rebosaderos que bordean el vaso, arrastrando las partículas sobrantes. Las tomas de los sumideros únicamente se utilizan para el vaciado de la piscina.

Ventajas:

Buena renovación de la superficie de lámina de agua. El caudal desbordado es del 100%

En las piscinas climatizadas se consigue un mayor aprovechamiento de la energía calorífica aportada.

Inconvenientes:

Los depósitos en el fondo del vaso no se eliminan continuamente, pero un buen emplazamiento de los difusores permite limitar la acumulación.

  • MIXTA: La entrada del agua tratada se realiza a través de difusores situados en las paredes del vaso de la piscina a una profundidad adecuada y la recogida del agua contaminada se realiza tanto por la superficie el 75% (skimmers, rebosaderos) como por el fondo el 25%.

La recogida del agua del fondo se realizará mediante sumidero, que para evitar accidentes, la velocidad de aspiración en las ranuras de las rejillas de los sumideros estará comprendida entre los 0,3 y 0,5 m/s.

Ventajas: este sistema permite eliminar al mismo tiempo las impurezas de la lámina superficial y del fondo. A la práctica se recomienda que el volumen de agua eliminado por la superficie sea el más elevado posible.

Inconvenientes:

Este tipo de recirculación es más difícil de controlar. El caudal recogido por el fondo es bajo, por tanto, la recogida de los dispositivos es baja.

  • CLASICA: también hay otro sistema, el clásico antiguo, aunque no está permitido por algunas normativas. El retorno del agua tratada está situado en la pared menos profunda y la recogida del agua solamente es a través del desagüe del fondo, en fuerte depresión.

Inconvenientes: No permite la recirculación de la lámina superficial del agua.

PREFILTRO

Se instalará inmediatamente a la entrada de las bombas, para proteger las mecánicamente de los diversos residuos que puedan ir en el agua de la piscina y que puedan perjudicar el rendimiento de la instalación.

El prefiltro tiene que ser capaz de retener cabellos, hojas, horquillas, materias fibrosas, etc. Llevar a un sexto colador y una tapa de apertura con cierre rápido.

BOMBAS

Con el objeto de poder filtrar, recircular la totalidad del agua de la piscina es necesario colocar la bomba. La finalidad de la bomba es proporcionar al filtro el caudal necesario de agua.

Los principales factores que se deben tener en cuenta son su perfecta colocación que le procure siempre un buen cerramiento. La bomba se instalará cerca del agua, a ser posible debajo del nivel de la misma, si por razones técnicas no se instala por encima del nivel del agua, deberá instalarse una válvula anti retorno, tipo esfera, en las canalizaciones de aspiración de superficie y de fondo, bajo el nivel del agua.

Dentro de la gran variedad de tipos de bombas que existen en el mercado, las bombas centrífugas son las que se utilizan en la recirculación del agua de las piscinas. Para realizar una buena elección de la bomba hay que considerar que la variación del caudal a lo largo de la carrera del filtro no debe exceder del 10 al 20% del nominal. También, la presión de la bomba con la válvula cerrada no debe superar el 175% de la presión de servicio y su rendimiento nunca debe estar por debajo del 65%.

Generalmente se utilizan bombas de alta presión y poco caudal, dependiendo del volumen del agua, equipo de filtración, etc.

FILTRACION

Es la operación base en el tratamiento del agua de una piscina. Debe realizarse siempre antes de la desinfección y resulta indispensable para que este resulte eficaz.

El objetivo de la filtración es clarificar el agua, es decir, retener las materias en suspensión existentes en el agua, de esta forma su clarificación.

Íntimamente unida a la filtración está la coagulación floculación.

La desinfección posterior complementa la acción de los filtros, oxidando el elemento que aún no ha sido retenido. No obstante, la filtración es la operación básica, puesto que en deficientes condiciones de trabajo de los filtros, es necesaria una adicción muy alta de desinfectante, creándose unos subproductos, en el caso del cloro (cloraminas, derivados clorados volátiles, etc.) muy desagradables para los usuarios.

 Se debe diseñar e instalar los filtros de tal forma que se puedan desmontar con facilidad para retirar los elementos filtrantes.

En los filtros que trabajan a presión se debe tener en cuenta la velocidad de filtración es el caudal de m3/hora que pasa a través del lecho filtrante y su determinación en la relación Q=caudal de agua a filtrar y S=superficie filtrante, por tanto la velocidad de filtración se define de la forma siguiente:

V (m/h) = Q (m3/h) / S (m2)

Es recomendable el ciclo de renovación de una piscina no sea más de 8 horas, en las piscinas públicas se estará a lo que dispone las normativas vigentes en cada comunidad autónoma.

La filtración se realiza en dos etapas:

Prefiltración: Consiste simplemente en un tamizado y se realiza mediante un cesto colador o prefiltro que generalmente procede a la electrobomba.

Su objetivo es retener las impurezas más gruesas y duras a fin de proteger el grupo electrobomba. La malla del tramo no debe ser inferior a 3 mm. A fin de no crear excesivas pérdidas de carga.

Filtración: Propiamente dicha, consiste en el paso de agua a través de una masa porosa. El tamaño de los poros determina la capacidad de retención del filtro. El agua llega al filtro por la parte superior, atraviesa lentamente el lecho de arenas, y una vez limpia de materias sólidas, saldrá por la parte inferior, para ser enviada a la piscina, previa desinfección que completa la acción.

Los comentarios están cerrados.